Blogia
poquetacosa

El golf... y la madre que lo parió

Había un tío en un campo de golf... no le faltaba detalle, sus zapatitos especiales, su pantalón a cuadros, su visera, y por su puesto su bolsa de palos de golf de penúltima generación. El caso es que estaba el pavo encereñado sacudiéndole estopa a la pelotita, o intentándolo, porque la pelotita seguía tan ricamente en el tee (que es como se llama el pinchito donde se coloca la pelotita al empezar) mientras la madera del número 1 hacía volar chuletas (que es como los iniciados llaman a los cachos de cesped que saltan al golpear la pelotita) por todas partes. Y el tío seguía y seguía con sus golpes y las chuletas volaban y volaban. Un curioso que andaba observando tan curioso espectáculo, al final se decide a hablar y, con mucha educación y mucho tacto, le hace notar al masacrador chuletero si no necesitaría unas clases de golf y tal.

Nuestro equipadísimo golfista que se vuelve picado y dice algo así como ¡Oiga usted! yo llevo muchos años jugando al golf, de hecho soy un experto en golf. Hasta he escrito un libro de golf y todo. ¿Cómo se llama el libro? inquiere el curioso intrigado. Es un libro de gran éxito responde el paisano apoyándose sudoroso y jadeante en su madera de titanio del Nº 1 firmada por Tiger Woods, se titula El golf... y la madre que lo parió.

Vale, de acuerdo. Es un chiste malo. Pero un chiste al fin y al cabo. Lo que me parece ya menos gracioso es lo que podemos leer en elconfidencial.com. Ahora que el turismo de sol, playa, sangría y paella sospechosa parece que anda de capa caída, el turismo tipo hooligan con derecho a vomitona por las esquinas y meada en los parterres tampoco está en su mejor momento, y los parques temáticos parece que dan bastante menos de lo que se esperaba de ellos, los hosteleros y los promotores inmobiliarios, se han dado la manita para potenciar un nuevo filón. Que tampoco es que hayan descubierto nada nuevo, en Andalucía ya tenemos algo que llaman Costa del Golf. Sin embargo parece que lo que viene es el turismo golfista de élite y claro, como tenemos las costas como las tenemos, los avispados promotores han puesto sus ojos en lo poco que queda libre: Almería y Murcia. Dos provincias estas, que como todo el mundo sabe reúnen unas condiciones climáticas cojonudas para instalar campos de golf. Y más con el añito que estamos teniendo, con sobraítos de agua que andamos.

Y claro, no faltará quien salga con aquello de que los campos de golf son una cosa ecológica que te rilas por las patas para abajo, que si se riegan con agua reciclada, que si desarrollo sostenible... que si tal. Pero es que yo conozco un poco del país en donde vivo, y no es que no me crea todo eso del agua reciclada y el desarrollo sostenible y tal, es que lo dudo mucho.

En resumen. Que nos están contando que hay una sequía como no se había conocido en un montón de años, que ahorremos agua, que se está llegando al extremo de tener que arrancar campos enteros de árboles frutales porque simplemente se han secado, y por otra parte se están proyectando campos de golf en las que deben ser las zonas más necesitadas de recursos hídricos de España. Y claro, llegados a este punto yo ya no entiendo nada y me pregunto si no nos estaremos volviendo majaretas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

MADY -

Totalmente de acuerdo con lo del golf, y en la costa murciana estan asustando a los propietarios que no quieren vender incluso han habido actos vandalicos para disuadirlos. NO SE ENTIENDE NADA DE NADA, las malas lenguas dicen que detras de esta gente estan entre varios ZAPLANA y JULIO IGLESIAS. La verdad ya no me extraña nada. EN FIN............
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres