Blogia
poquetacosa

Estoy muy liado.

Estoy muy liado.

El Camarada Bakunin , me pregunta en un comentario a qué se debe mi prolongada ausencia. Pues bien, la foto lo explica bien. Si lo llego a saber, me compro la casa terminada y me habría ahorrado los ominosos quebraderos de cabeza que proporciona eso que llaman autopromoción. Eso por no hablar de las horas que le estoy echando.

 Pero no desesperemos, ya casi está y a principios del año próximo espero tenerla terminada. Entonces volveré a cumplir el principio de los tres ochos: ocho horas para el trabajo, ocho horas para el ocio y ocho horas para el descanso. Porque lo que es ahora, son ocho horas para el trabajo, las que hagan falta para la casa, y el resto para las pesadillas.

  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres