Blogia
poquetacosa

Los peligros de la traducción.

Los peligros de la traducción.

Me estoy imaginando el cuadro:

-¡Estás rodeado! Deja muy lentamente el diccionario y la pluma en el suelo y pon las manos donde podamos verlas.

-¡Dame una excusa! ¡Venga, chaval, alégrame el día! 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres