Blogia

poquetacosa

Deseducación

Deseducación

"Las ikastolas con al nacionalismo vasco lo que las madrasas al Islam: lugares donde se vacía a los niños de toda multiplicidad para llenarles la mente con una única idea."

(Poquetacosa después de una exhaustiva visita al Ferevin

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Si es que las visten como putas.

No suelo enlazar vídeos, entre otras cosas porque mi mierda de conexión no me permite verlos. Sin embargo este es como para no perdérselo.

Vamos a pasar miedo:

 

Los peligros de la traducción.

Los peligros de la traducción.

Me estoy imaginando el cuadro:

-¡Estás rodeado! Deja muy lentamente el diccionario y la pluma en el suelo y pon las manos donde podamos verlas.

-¡Dame una excusa! ¡Venga, chaval, alégrame el día! 

Cociente intelectual

Cociente intelectual

"El cociente intelectual de la masa, es igual al del más tonto dividido por el número de miembros"

Leído no recuerdo dónde. 

Estadística

Estadística

"La estadística es esa maravillosa ciencia según la cual, si yo me he comido un pollo y tú no comes nada, resulta que nos hemos comido medio pollo cada uno"

Visto aquí

(Corregido. Gracias omikinho )

Un tío consecuente

Un tío consecuente

La verdad, no sé quién narices es este tipo. Dicen que canta, aunque yo lo dudo bastante. Lo que sí hace es dar el cante:

2002: "Estoy totalmente a favor de la piratería. Como usuario de música, no tengo el poder adquisitivo suficiente para comprar todo lo que quiero escuchar, por tanto tiro de mp3 como cualquiera. Y como músico, la mayoría de mis fans me conocen a través de Internet, por tanto no puedo estar en contra de la distribución de mp3. Además, gano más en los conciertos que con la venta de mis discos. Se cobra una mierda por disco vendido, por tanto prefiero que mis canciones lleguen a la gente aunque sea sin pagar y que luego esos fans acudan a los conciertos".

2007: "Hay algún iluso por ahí que dice: “se venden menos discos pero va más gente a los conciertos”. Esa es la mayor mentira de todos los tiempos [...] claro que estoy en contra del intercambio abusivo de material a través de Internet. La música ya no es rentable para las compañías. No van a poder apostar por nadie nuevo y la cultura en general perderá por ello".

Visto en el blog de David Bravo Espacio Fílmica .

PS: El copy-paste no suele ser mi estilo, pero es que este verano estoy de un dejao...

 [ACTUALIZACIÓN] Este menda es una mina. Aquí, hablando de los programas P2P nos cuenta que "pueden ser una plataforma de lanzamiento muy útil, pero usados en un extremo absoluto son perjudiciales para la música". Traducido viene a decir más o menos que si lo benefician son buenos, pero si cree que lo perjudican son el diablo que acabará con la música. Sobre el presunto perjuicio, aquí, el amigo, debería tener más claras sus limitaciones. Colega: tus discos no se venderían (sí, me he documentado) ni aunque fueran la única oferta de la sección de música de la FNAC. Eso, teniendo la manga muy ancha y presuponiendo que lo tuyo sea música.

 Pero seamos realistas. Tal y como se están poniendo las cosas , a este hombre le auguro yo un futuro brillante.

 

Lágrimas de hostelero. Pobrecitos míos.

Lágrimas de hostelero. Pobrecitos míos.

Me entero aquí , que el tema de la hostelería parece que se está poniendo jodido, que llega la gente al chiringuito y "piden la paella de tres para seis". Que si la gente coge paquetes de todo incluído, o alquilan un apartamento y compran el condumio en el super en vez de ir al restaurante, que si el sector está de capa caída, que si patatín, que si patatán. Y claro, a uno se le escapa una lagrimita solidaria, pobretes. Lo bueno es que estos son los mismos llorones que, cuando nos metieron por el culo el tema del euro (que bonito iba a ser todo) subiernon la caña y el cortado de 100 pesetas a 166, entonces no lloriqueaban; los mismos que el pasado mes de junio, en Calpe, te clavaban el sábado 23 euros por la misma comida que te costaba 9 entre semana. Y claro, ahora resulta que la gente no es tan tonta. O que está más jodida de pasta. Y lloran porque ven que la gallina de los huevos de oro está en las últimas y la panacea del "turismo de calidad" y con alto poder adquisitivo no terminan de saber por dónde cogerla. Y es que lo del "turismo de calidad" no tiene buen agarre; al fin y al cabo, las perras las tienen cuatro gatos y hay demasiada oferta para tan poca demanda. Porque no creo que piensen en serio que el ricachón de turno, acompañado de su correspondiente puta de lujo, se va a sentar en una terraza con las sillas de propaganda de Mahou y las sombrillas de Fanta y se va a gastar en tan glamouroso entorno el reparto de beneficios obtenido en el último pelotazo. Si, porque ellos lo digan.

¿Sabéis que os digo? Que se jodan.

 PS: Yo, de momento seguiré yendo al bar de mi pueblo, donde tienen unos precios razonables y a pesar de eso, fíjate, ganan dinero. Y eso que no tendrán ni el 5% de la clientela que tiene el más mierdero de los chiringuitos de playa.

El heterodoxo... heterodoxo. Versión pseudohistórica.

El heterodoxo... heterodoxo. Versión pseudohistórica.

Aprovechando, o más bien debido a estos calores, voy a actuar más o menos en contra de mi naturaleza y a dar por buenas, aunque solo sea de entrada, todas y cada una de las teorías, llamémoslas heterodoxas, que se refieren al antiguo Egipto con su Gran Pirámide como indiscutible diva. Sin embargo, desde ya aviso que estoy imposibilitado para identificarme con los heterodoxos más ortodoxos, esos que babean y hacen la ola diciendo amén a todas y cada una de las teorías, cuanto más rocambolescas mejor, que se afanan en parir personajes de la más variada calaña: desde investigadores más o menos reconocidos en otros campos poco explotables mediáticamente, y que se lanzan al Nilo de la Egiptología en busca de su minuto de fama, hasta extraños iluminados, parroquianos habituales en la barra libre de las teorías más alucinantes y que transforman la osadía de la ignorancia en una forma de vida.

Yo, aun a riesgo de arder en los fuegos inquisitoriales del "porque yo lo valgo", voy a comportarme como un heterodoxo ligeramente heterodoxo (valga la redundancia). Voy a hacerme preguntas incómodas, pero siempre desde una mentalidad abierta, en un intento de que alguien tenga a bien iluminarme.

Las preguntas de hoy, tras una breve introducción para ir entrando en calor, las dedicaré al tema más molón que imaginarse pueda en esto de la egiptología más heterodoxa: Extraterrestres y pirámides.

Es cosa sabida, que las dificultades técnicas que entraña una construcción como la Gran Pirámide, difícilmente podrían ser solventadas en la actualidad con todos nuestros gadgets y avances tecnológicos: errores de orientación en sus caras inferiores a un grado, bloques pétreos de tal magnitud que pondrían en aprietos a las más potentes de nuestras grúas, trepanaciones en el granito que hacen palidecer de envidia al mismísimo Rocco Sigfredi, ... la lista se extiende inacabable, inabarcable, insondable; desafiando a nuestra razón y nuestro entendimiento. Hace algunos años, los japoneses intentaron construir una réplica de la Grán Pirámide (no me preguntéis por qué se empeñaron en tal cosa) y no tuvieron más remedio que dejarlo correr, abrumados por la magnitud de tal obra. Y mira que los japoneses cuando se ponen, se ponen. Mira tú si no la Grán Muralla. Concluimos, pues, en que la Humanidad, no puede sino postrarse impotente ante la Grán Pirámide, y gemir y temblar abrumada por su Grandeza y Perfección.

[Nota al margen: hay que ver, la heterodoxia, cómo hincha la prosa]

Entonces, si a la Humanidad no le queda otra que postrarse y todo eso ¿Qué nos queda?

LA AYUDA QUE VINO DE LAS ESTRELLAS.

Ahora imaginemos, pues es cosa sabida que sin imaginación la ciencia no avanza ni un poquito. Imaginemos una nave interestelar procedente de Sirio. Esos motores de antimateria, esas aleaciones chorripilantes que igual aguantan un roto que un descosido, esas lucecitas de colores parpadeantes. Ese pedazo de crucero espacial, decía, acercándose con viril elegancia a la pelotilla de barro azul que llamamos hogar. Esa escala en Mali para iniciar a sus habitantes en los Secretos del Universo; y por fín, su arribada majestuosa al Valle del Nilo dejando de paso, debidamente flipados a sus habitantes ante tal alarde de tuning. Las luces que se atenúan, los egipcios (tan primitivos ellos) que contienen la respiración, el ensordecedor, el reverencial silencio que se apodera del valle. Y tras la necesaria pausa efectista, la escotilla ventral se abre y de ella surge un cegador, un brillante haz de luz antigravitatoria. Por ella, descienden majestuosos (este adjetivo ya lo he utilizado un par de veces ¿no?) los ocupantes de la nave: los Extraterrestres. El que parece ser el jefe, altivo y bronceado como un Julio Iglesias intergaláctico -Sirio de cerca tiene que pegar del copón-, dirige su mirada hacia Sakkara, dirige su mirada hacia Medium, dirige su mirada hacia los nativos y dice: ¿Y a esa mierda lo llamáis vosotros pirámides? ¡Amos anda! ¡Chapuceros! Os vamos a cascar aquí una pirámide que os vais a cagar en el taparrabos.

Y se pusieron manos a la obra.

Con sus teodolitos laser, de un aprecisión micromética alinearon las caras, con sus densisimos serruchos sónicos cortaron la piedra con una precisión milimétrica (gran-productividad-no-necesita-pulido-posterior), con sus supertaladros fabricados en Aldebarán taladraron lo que hizo falta, con la punta de la p... este... con gran facilidad y sus carretillas antigravitatorias, trasladaron los bloques donde hizo falta. Sus superordenadores codificaron la información necesaria y que aún espera para ser leída en las proporciones, en los ángulos, en la esencia misma de las piedras. Y un buen día la Pirámide quedó terminada (llave en mano ¡Grandes Facilidades De Pago!); sus constructores se marcharon como habían venido: majestuosamente, y los nativos se quedaron allí con la boca llena de moscas, que es lo que ocurre cuando uno la tiene abierta el tiempo suficiente.

-Verás cómo se va a poner Hemiunu, casi tenía esa parte de la meseta allanada para construir ocho campos de fútbol.
-Pues el balompié tendrá que esperar, a ver quién es el guapo que desmantela esa mole ahora.
-Te habrán dejado el libro de instrucciones al menos.
-Lo dejaron, pero lo tiré al río.
-No jodas.
-Sí, es que estaba en blanco.
-¿En blanco?
-Dijeron algo así como que siendo como somos una civilización tan atrasada, nos dejaban las instrucciones en CD-ROM.
-Bueno, ya nos iremos apañando.

Y esta es la Teoría: sólida como el granito de Aswan. Sin embargo en una mente con cierta inclinación a la herejía suscita una serie de preguntas incómodas.

¿Dónde están las inscripciones que describen tamaño acontecimiento y las técnicas empleadas para llevarlo a cabo?
¿Dónde están los restos arqueológicos que nos harían mirar hacia las estrellas?
¿Por qué no utilizaron los egipcios los conocimientos tecnológicos adquiridos para lograr la supremacía en todo el Mediterráneo? No eran angelitos, luchaban por los recursos y las rutas comerciales como todos sus vecinos.
¿Cómo es posible que la visita de una civilización tan anacrónicamente avanzada con respecto a los antiguos egipcios no haya dejado nada de nada, no ya para identificarla, sino para intuir siquiera su presencia?
¿Recogieron todos los trastos y luego borraron la memoria de todos los habitantes del Valle del Nilo?
¿Por qué eran sus instrumentos de observación celeste tan toscos y sus conocimientos tan parciales despues de haber estado en contacto directo con las mismisimas estrellas?

Si a alguien se le ocurre alguna otra pregunta incómoda, que no dude en dejarla en los comentarios.

La visa® oro Banesto, y la madre que los parió a todos.

La visa® oro Banesto, y la madre que los parió a todos.

Aviso que hoy vengo calentito y voy a ser malhablado. Los espíritus sensibles, políticamente correctos y presuntamente inocentes mejor que no sigan adelante.

Hace algún tiempo, no recuerdo exactamente cuanto, la parienta y yo recibímos por correo sendos sobrecitos con el membrete de Banesto, banco del que somos clientes. Dentro de los sobrecitos ¡Oh sorpresa! una carta muy sentida y muy pelotillera: que si por ser clientes cojonudos, que si patatín, que si patatán, y una visa® oro Banesto. Despues de digerir el almíbar y el glamouroso momento, decidimos que con la pasta que tenemos, nos basta y nos sobra con la tarjeta del cajero y la visa de infantería, que una visa® oro Banesto es algo que no necesitamos. Porque vamos a ver, eso de llegar a Tiffany´s o a Harrod´s, llenar tres carros, o cinco cestitas de diseño de productos innecesarios y carísimos, y tirar de tarjeta dorada al pasar por caja, debe ser la polla en bicicleta; un momento casi orgásmico. Sin embargo, si el trocito de plástico no está respaldado por cinco o seis ceros con un uno (o un número mayor) delante en la cuenta corriente, la cosa no deja de ser mas que un adorno caro para la cartera, que además te cuesta quebraderos de cabeza, malos rollos e insatisfacción. En la cartita, eso sí, nos dicen que para poder usar la tarjeta deberemos activarla antes, que si no la activamos aquí no ha pasado nada, la tarjeta seguirá siendo un trocito de plástico sin más valor que el decorativo y seguimos tan amigos. Y una mierda como un seiscientos, pensamos la parienta y yo que en cuestión de bancos somos como el gato escaldado. Así que hacemos una visita que debería haber sido innecesaria a la sucursal de Banesto en Requena y le decimos a la gente de allí (por cierto, si seguimos siendo clientes de ese banco es por el trato que nos dan en la sucursal, si no, de qué) que no queremos las tarjetas, que las envíen a quien corresponda y que a ser posible, el susodicho o susodicha, se las meta bien metidita por donde no brilla el sol en pago por habernos hecho perder el tiempo. Y así quedó la cosa, o eso creíamos nosotros hasta finales del mes pasado, cuando nos encontramos dos cargos en la cuenta por valor de 25 leuros cada uno, y en concepto de comisión de tarjeta de crédito. La jefa que se va al banco para pedir explicaciones, y tras la comprobación pertinente le comunican que los cincuenta del ala corresponden a la comisión de dos tarjetas visa® oro Banesto. El cabreo fue considerable, pero fue aún mayor cuando tras el asesoramiento de la chica del banco y la llamada correspondiente, se avienen a anular la tarjeta de ella pero no la mía “porque no me encontraba presente para autorizarlo”. De nada sirvió que la empleada de la sucursal hablara con buenos modos con la teleoperadora de Madrid, de que le explicara que las tarjetas nunca habían llegado a ser activadas. Que no, que nones, que verdes las han segado, que la tarjeta la anula el titular o nadie; a pesar de tratarse de una cuenta conjunta, de estar uno de los titulares presente, y de que la del banco se hiciera personalmente responsable de que dicha anulación estaba debidamente autrizada. Total, que me toca llamar personalmente, identificarme poco menos con la papela en la boca, con huellas dactilares y con escaner de retina, y aun así... nones. Eso lo achaco yo, a que la teleoperadora debía ser tonta del culo porque despues de ciscarme en la visa® oro Banesto, en el Misterio del Orient Express y en varias generaciones del hideputa al que se le había ocurrido que yo necesitaba una nueva tarjeta de crédito sin molestarse en consultármelo, seguía, la pánfila, intentando venderme la moto. Total, que al final consigo convencerla (lástima no haber grabado la conversación porque si ha habido alguna vez una conversación de besugos fue esa) y me comunica que en un par de días recibiremos un reintegro por el importe sustraído. Pues bien. Ha pasado un mes y de reintegro nada. De hecho estoy empezando a dudar que dicho reintegro llegue a producirse. Paso de volver a llamar porque si tengo que soportar otra conversación como la que tuve, o corre la sangre o a mí me da un jamacuco del mismo cabreo, que uno ya está entrando en edad de peligro cardiaco.

Y es que lo de los teleoperadores (y que me disculpen los profesionales decentes, si los hay), sobre todo los de televenta: que si servicios de internet, que si tarjetas, que si préstamos que son una ganga, oiga, tiene cojones. Les dices en buen castellano que lo que te ofrecen no te interesa, que de hecho tu opinión no ha cambiado en las veinte últimas llamadas, y ellos como quien oye llover: “¿entonces no le interesa el chollo que le ofrezco?”. Pues no, no me interesa, si llega a interesarme no dude usted que me pondré en contacto con ustedes. “Ah, vale ¿Me permite entonces que le explique las ventajas de nuestro chollazo?... Es que son de piñón fijo. Y esto de la venta telefónica aún lo trago, al fin y al cabo las criaturas tienen que comer y es muy triste no valer para otra cosa, porque supongo que los que valgan durarán poco en el negocio del spam telefónico. Lo que no aguanto es que un Hijo de la Gran Puta meta la mano en mi cuenta bancaria. Eso sí que no. Sin embargo no creo que pueda hablar con él, o con ellos; solo podré ciscarme en las muelas de algún pobre desgraciado que, al fín y al cabo lo único que hace es tratar de ganarse la vida en un trabajo ingrato. Lo que sí tengo es derecho al pataleo e internet es una herramienta cojonuda para eso. Así que a ello voy:

Estimado capullo:

Te imagino en tu despacho con aire acondicionado. Con tu traje caro y tu escritorio de diseño. ¡Venda! ¡Compre! ¡Judith, traigame usted un café y hágame una mamada! Ahí, imponiendo. Con el caracolillo cuidadosamente engominado detrás de la oreja y esa sonrisa de tiburón bancario que te ha hecho famoso en el mundillo y que ensayas cada mañana, justo despues de cascártela en la ducha. Te imagino presentando la campaña de la Visa® oro Banesto. Con sus correspondientes gráficos proyectados en Power Point, sus riesgos, sus estimaciones: “de cada tantos pardillos caerán cuantos”, tal vez alguna salida jocosa (pero no demasiado) para aliviar tensiones. Ese día estuviste glorioso. De verdad. Dejaste a tus superiores (todos de tu misma ralea) impresionados: “Este muchacho vale”, “Llegará lejos”... Vamos, que no te das palmaditas en la espalda porque no llegas. Para vosotros, los que estamos en la base de la pirámide no somos personas, ni siquiera somos clientes; somos meros números cuya única razón de existir es haceros cada vez más ricos.

Pero te equivocas. Colega. Mira, a mis ojos y a los de la mayoría de la gente tú no eres lo que imaginas. Tú eres al mundo real lo que un spammer es a internet: un vulgar mierda al que todo el mundo odia. No solo eso, por meter la mano en mi cuenta bancaria (o propiciar que se le meta mano, me da igual) para cobrarme un servicio que no he solicitado y que incluso he rechazado explícitamente, no eres mejor que el último de los chorizos. Sí, todo es cuestión de grados ¿Verdad? El que roba una gallina es un ladrón, el que roba millones, un genio de las finanzas. Pero eso no es así. Moralmente no eres mas que un puto cuatrero con un traje caro y un buen coche. Un Hijo de la Gran Puta a todos los efectos, vamos. No, amiguete, no tienes un buen coche y un chalet cojonudo porque te lo hayas ganado, sino porque los mierdas de los políticos que tenemos la desgracia de sufrir os hacen el caldo gordo mientras legislan acorralando cada vez más al consumidor, a la base de la pirámide, o simplemente miran hacia otro lado sin olvidarse, eso sí, de poner el cazo mientras vosotros os dedicais a vuestros saqueos.

¿Crees que eso puede durar siempre? Yo creo que no. Con vuestra irresponsabilidad, vuestra cultura del pelotazo y el enriquecimiento rápido estais matando a la gallina de los huevos de oro, mordiendo la mano que os da de comer. Y eso no es bueno, colega. Todo tiene un límite. Solo espero que no tenseis demasiado la cuerda porque si se rompe, no va a ser bueno para nadie. Te haré una confidencia: a veces casi deseo que lleguéis demasiado lejos y que todo os estalle en los morros, por el simple placer de veros a algunos de vosotros bien colgaditos por las pelotas. Recuerda: nosotros somos más. Muchos más.

Sin otro particular, y deseándole a usted que desarrolle un cálculo renal con el tamaño de un garbanzo y la textura de una estrella ninja, reciba un afectuoso saludo.

Poquetacosa.

ACTUALIZACIÓN A 2/9/2007: Aquí , uno diciendo algo parecido pero diciéndolo con más oficio.

Pequeños pirómanos

Pequeños pirómanos

Aplaudo de corazón este tipo de iniciativas, ya que estamos ¿Para cuando una ley que obligue a equipar a los idiotas con dispositivos de protección parecidos? 

(La imagen es de Producciones Bambalina )

Almudena Grandes: aconsejadora literaria.

Almudena Grandes: aconsejadora literaria.

Un lector de 20minutos pregunta a Almudena Grandes por qué es tan difícil publicar si no eres un autor conocido. Ella, sin despeinarse le responde entre otras cosas lo siguiente:

  • Preséntate a algún premio que no sea comercial (PLaneta, etc.)...

 

A mí no me gusta dar consejos, pues soy un firme defensor del derecho de cada cual a equivocarse por su cuenta, sin embargo sí me gustaría hacer una sugerencia a Dª Almudena: debería usted dedicarse a la política, pues al parecer su contacto con la realidad no tiene nada que envidiar al de alguno de nuestros ínclitos representantes.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La nueva esclavitud.

La nueva esclavitud.

A pesar de lo que se pueda pensar, la esclavitud en el antiguo Egipto no era un fenómeno generalizado y por supuesto nada tenía que ver con otras civilizaciones como la romana cuya economía se basaba en gran parte en una fuerza laboral formada por esclavos. Los esclavos egipcios tenían ciertos derechos civiles y podían tener propiedades e incluso casarse con ciudadanos libres. Sin embargo no es la esclavitud en Egipto lo que me interesa hoy, sino otra figura mucho más actual: la servidumbre por deudas. En el antiguo Egipto, una persona podía saldar el pago de una deuda vendiéndose a sí mismo e incluso a sus hijos. El entrecomillado es parte de la traducción de un contrato en el que se formaliza dicha transacción:

«Sempeket, hijo de Thotmas, está presente cuando dice: "Escribe y sigue cada palabra dicha. Mi corazón está satisfecho. Yo soy tu siervo junto con mis hijos, con todo cuanto podamos producir. Ellos no podrán ya considerarse libres de ti»

Si le quitamos el arcaísmo, comprensible pues el escrito tiene varios miles de años, parece el contrato de una hipoteca. Y es que la historia siempre termina por repetirse.

Fuente de la cita: Vida cotidiana de los egipcios, Franco Cimmino.
La ilustración es de Ägypten: Götter. Temple. Pyramiden, Alberto Siliotti, p. 70

Eso de la Fe

Eso de la Fe

  • La Fe es lo que nos da Dios para que podamos comprender a los curas.
Respuesta auténtica (o eso me han dicho) en un examen de la ESO.

Jóvenas feministas.

Jóvenas feministas.

Me entero aquí de la existencia de una asociación llamada "plataforma de jóvenas feministas", de la que ha partido una iniciativa, debidamente subvencionada por el ayuntamiento de Córdoba y destinada a erradicar el machismo del lenguaje. Esta campaña, respaldada supongo por eminentes lingüistas, conocedoras y conocedores ellos y ellas de los íntimos mecanismos que hacen evolucionar el lenguaje, propone la erradicación de términos y expresiones considerados como sexistas. Verbigracia: para mujer, en contraposición a marido proponen "marida"; no entiendo por qué, existiendo como existe el término esposa, pero bueno. En lugar de solterona proponen "mujer independiente"; ¿Qué hacemos con el solterón entonces?. Por supuesto, habrá que hacer algo con las connotaciones negativas de la palabra coñazo, ya que cojonudo la tiene positiva, y sustituirla por otra cosa como sinónimo de aburrido. Supongo que llegados a exte extremo, ya habrán cursado la pertinente consulta a la RAE, que es el organismo que entiende de estas cosas. Desde luego, si esa consulta llegara, me gustaría ver la cara que pondrá el tipo que ocupa el sillón de la T

 Claro, a estas alturas del cuento y pensándolo un poco despacio, uno no ve demasiado claras estas ominosas connotaciones, tan agresivas con la cosa femenina que tiene nuestro idioma. Porque que yo sepa, palabras como justicia, coherencia, libertad, belleza... tienen género femenino y a la vez un caracter positivo. Por cierto, despues de leer sobre este tema me queda una duda ¿A las mujeres las seguimos llamando mujeres o deberemos llamarlas "mujeras" a partir de ahora?

 Ahora en serio. Considero estas iniciativas una soberana chorrada que raya el chiste. Llevadas a cabo por personas de las que lo mejor que se puede decir es que tienen poco seso, y que lo único que consiguen es enmascarar y que nadie tome en serio los verdaderos problemas que siguen teniendo las mujeres en nuestra sociedad, algunos muy graves.

 PS. Estoy bastante seguro de que la modelo de la foto no pertenece a ninguna asociación de estas, la he puesto más que nada por tocar los cojones.

  

Estoy muy liado.

Estoy muy liado.

El Camarada Bakunin , me pregunta en un comentario a qué se debe mi prolongada ausencia. Pues bien, la foto lo explica bien. Si lo llego a saber, me compro la casa terminada y me habría ahorrado los ominosos quebraderos de cabeza que proporciona eso que llaman autopromoción. Eso por no hablar de las horas que le estoy echando.

 Pero no desesperemos, ya casi está y a principios del año próximo espero tenerla terminada. Entonces volveré a cumplir el principio de los tres ochos: ocho horas para el trabajo, ocho horas para el ocio y ocho horas para el descanso. Porque lo que es ahora, son ocho horas para el trabajo, las que hagan falta para la casa, y el resto para las pesadillas.

  

Hablando de resacas...

Hablando de resacas...

Quiero dedicar esta imágen a todos aquellos que anoche, disfrutaron a fondo de "la Zurra" en Requena.

 ¿A que jode?

 Nota: La calidad de la redacción en la noticia enlazada, refleja perfectamente el espíritu etílico de la fiesta.

Resaca racista.

Resaca racista.

Requena. Feria y Fiesta de la Vendimia. Domingo a las 16.15 sobre poco más o menos en uno de esos establecimientos cuyos trabajadores tienen el honor (y el placer) de atender al público en día festivo. Entra un cliente más o menos habitual, digno representante de una (presuntamente) oprimida minoría étnica. Este digno representante en particular luce en la cara ese tinte verdoso que suele asociarse con sabor a pipí de gato en la boca, malestar general, lagunas de memoria respecto a lo hecho la noche anterior y la firme determinación de no volver a acercarse al alcohol ni para curar heridas.

- Buenas tardes ¿Qué tal? - Es una pregunta retórica, salta a la vista que el cliente no está pasando por su mejor momento. Además, la dependienta tampoco tiene especial interés en que sea respondida.
- ¡Buf! No me hables, tengo una resaca como un piano.
- Claro, anoche te pondrías fino de cubatas y hoy estás pagando la factura con todos los intereses.
- Que va, si yo solo bebo cerveza. Pero me parece que me pusieron garrafón
- ¿Cerveza de garrafón? - se interesa a su pesar la chica.
- Con la zorra que estoy pelando no puede ser otra cosa. Si es que [a los gitanos] nos tienen manía y nos meten a todos en el mismo saco. Y claro, terminamos pagando justos por pecadores.


Moraleja: La tremenda resaca que sufre el paisano, no es debida a que la noche anterior se corriera una juerga de dimensiones épicas. No. La culpable de su malestar es la sociedad, empeñada con su actitud racista, en oprimir a a su etnia.

Por si a alguien le interesa, esto no es una fabulación mía. La conversación tuvo lugar realmente.

Guardia Civil y cultura gitana.

Guardia Civil y cultura gitana.

Sinceramente. Cuando me lo contaron pensé que me estaban tomando el pelo. Pero es cierto . Los guardias civiles alumnos de la academia de Baeza, se encontrarán este próximo curso con una nueva materia lectiva: "Conocimiento del pueblo gitano y su cultura", que consistirá en una serie de 16 conferencias con el título genérico "Jornadas de sensibilización, acercamiento y conocimiento del pueblo gitano" y que serán impartidas por integrantes de una asociación gitana junto con profesores de la academia de Baeza. Desde luego, como mínimo la cosa va a ser digna de verse. Si aceptan oyentes (que no creo) yo me apunto pero ya. Y no es que lo vea mal, ojo, soy de los que piensa que el saber no ocupa lugar y que unas fuerzas de seguridad con una formación amplia son unas fuerzas de seguiridad más efectivas en todos los sentidos. Sin embargo sí lo veo innecesario. El cometido de la Guardia Civil es básicamente muy sencillo: evitar dentro de lo posible la comisión de delitos o, una vez cometidos perseguir, atrapar y poner a disposición judicial a los (presuntos) culpables. El hecho de que el delito en cuestión se haya cometido inscrito en el marco de una realidad cultural diferente pero no por ello digna de menos respeto, no cambia las cosas: dura lex sed lex creo que se dice. Un chorizo no es menos chorizo por robar de forma étnica y costumbrista.

De todas formas, al director de la Guardia Civil y a la presidenta de la asociación gitana "Yerba buena", que al parecer son los promotores de la cosa, se les ve tan ilusionados que casi da lástima criticarles la idea. Y no voy a hacerlo. De hecho, contagiado por el espíritu del momento me gustaría proponer algo parecido: una serie de conferencias dirigidas al pueblo gitano (con mucho despliegue publicitario, mucho tríptico de colorines y mucha pasta de por medio) y encaminadas a mejorar su integración en la sociedad española. Tengo hasta los títulos de algunas de las ponencias y todo. Serían algo así:

  • La propiedad privada. Uso y disfrute: el hecho de que el dueño no esté mirando no quiere decir que puedas cogerlo.
  • El carnet de conducir: ese desconocido.
  • Botánica: el porqué los naranjos y demás frutales no son especies silvestres.
  • El paso por caja. Un caso práctico: tú también puedes hacerlo.
  • Racismo, o la tolerancia es una carretera de dos sentidos.
  • El arte de saber esperar. El encanto oculto de hacer cola.

... ... ... ...

Vamos, que me parece cojonudo todo esto del acercamiento de la Guardia Civil, su humanización, la integración de valores buenrollistas desde el mismo momento de la formación y todo eso. Si embargo tengo una duda que me corroe ¿No ha pensado el director de la Guardia Civil, o quien sea que haya parido este invento, que tal vez, que no creo pero, tal vez estará poniendose un poquito en ridículo y con él uno de los cuerpos de seguridad del estado?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

De medusas y políticos.

De medusas y políticos.

¿Quién tiene la culpa de la invasión de medusas que sufren las costas mediterráneas? ¿Quién va a ser? Obviamente el gobierno.

Pasen, pasen y lean

 

Y yo me pregunto ¿Es que nuestra clase política no se cansa nunca de decir gilipolleces?

Había una vez un barquito chiquitito...

Había una vez un barquito chiquitito...

La siguiente transcripción, es de la conversación por radio entre un buque de la US Navy y los guardacostas canadienses. Lean lean...

NORTEAMERICANOS: Por favor, cambien su rumbo 15 grados al norte a fin de evitar colisión.

CANADIENSES: Recomendamos que usted cambie su curso 15 grados al sur a fin de evitar colisión.

NORTEAMERICANOS: Les habla el capitán de un buque de la Armada de los Estados Unidos. Repito: cambien su curso.

CANADIENSES: No, repetimos: ustedes deben cambiar su curso.

NORTEAMERICANOS: Éste es el portaaviones Abraham Lincoln, el segundo buque en tamaño de los Estados Unidos de América en el Atlántico. Nos acompañan tres destructores, tres cruceros y numerosos buques de apoyo. Exigo que usted cambie su curso 15 grados al norte, o tomaremos medidas para garantizar la seguridad de este buque.

CANADIENSES: Esto es un faro. Ustedes deciden.

Una vez leído esto, uno no sabe si partirse el culo de risa o cagarse directamente en los pantalones.

Este diálogo fue reproducido por el diario británico The Times el 3 de septiembre de 1986. Mi fuente aquí, ha sido ¡Es la guerra! Las mejores anécdotas de la historia militar, de Jesús Hernández.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres